El tiempo cada día parece más corto, por eso a la hora de trabajar necesitamos lograr desarrollar la mayor cantidad de tareas de manera eficiente, sin embargo puede ser un poco agobiante si tienes mucho por realizar.

Seguro la música sea uno de tus aliados a la hora de ponerte manos a la obra para realizar tus tareas, pero ¿sabes los beneficios e impacto que esta puede tener en tu cerebro y productividad?

 

Dato curioso:

La ciencia ha encontrado ciertos tipos de música que pueden ser beneficiosos para nosotros mientras trabajamos. Algunas clases de tonadas parecen ayudar con el aprendizaje y mejorar nuestra capacidad para procesar información. Otras, nos permiten bloquear el ruido de fondo que nos distrae. Incluso, hay otros tipos de melodías que se sincronizan con nuestras ondas cerebrales para inducir “Momentos ¡Eureka!” de inspiración.

 

Descubre aquí más de esto :

 

1. Música clásica

Escuchar música clásica puede ayudar a las personas a realizar tareas de manera más eficiente. Esta teoría, que ha sido apodada “el Efecto Mozart”, sugiere que escuchar a los compositores clásicos puede mejorar la actividad cerebral y actuar como un catalizador para mejorar la salud y el bienestar.

 

2. Música de la naturaleza

Se ha demostrado que escuchar los sonidos de la naturaleza, como las olas en la playa o el murmullo de un arroyo, mejora la función cognitiva y la concentración. Estos sonidos funcionan mejor cuando son suaves, como el agua que fluye o la lluvia, mientras que los ruidos más fuertes como las llamadas de aves y los ruidos de los animales pueden distraer.

 

3. Música cinematográfica

Las partituras de música cinematográfica pueden ser empoderadoras, elevar tu espíritu e iluminar tu estado de ánimo. Así que, si te sientes cansado y agotado, prueba a escuchar música de película de estilo épico para darte un impulso adicional de motivación.

 

4. Música de videojuegos

Esta música generalmente no tiene letras ni voces humanas y es bastante rápida para que sigas avanzando. Muchos de estos videojuegos implican resolver acertijos y enfrentar situaciones intensas, por lo que te estás sometiendo a desafíos estresantes simulados. Los videojuegos invierten muchos recursos en encontrar el equilibrio perfecto en la música que usan.

 

5. Música entre 50 y 80 beats por minuto

Algunas investigaciones sugieren que no es el tipo de música lo que es importante para ayudarnos a concentrarnos, sino el ritmo. Los estudios han encontrado que la música con 50 a 80 beats por minuto puede mejorar y estimular la creatividad y el aprendizaje. Escuchar música en un rango de 50 a 80 beats pone al cerebro en un estado alfa.